En el regreso, priorizar el bienestar mental sobre lo curricular

Este articulo es el número 2 de la serie Declaración de esperanza: Los estragos del confinamiento pueden ser aliviados por un regreso atinado a la escuela

Autores: Anita Isla y Manuel Valmorisco

Hace días, un papá de una provincia española, cuyos niños llevaban ya dos semanas de regreso al colegio, contaba cómo les había cambiado la cara y la sonrisa, que estaban felices después de muchos meses. La escuela es más que suministrador de contenidos y en este regreso va a ser un actor fundamental para el bienestar mental de la generación Covid.

Tras dos trimestres de aislamiento, echando de menos su escuela y sus amigos, imagine lo excepcional que será el primer día de clase. Volverán a verse pero solo a verse, sin abrazarse ni tocarse, sin poder jugar codo con codo… Nuestra forma de enfocar el comienzo del curso debe ser también excepcional.

Se han perdido hasta dos trimestres de clases. La respuesta lógica sería intentar recuperar lo antes posible las materias no entregadas. Pisar el acelerador e inyectar contenidos curriculares desde el primer día. Como tantas veces, la vida es más compleja que la lógica bienintencionada. En este artículo, vamos a explorar cómo plantear los primeros días del regreso. Cómo deber ser el reencuentro profesor/a y alumn@s.

Hay que empezar por acoger y escuchar a los niños y jóvenes, que vuelven en el estado que describimos en el artículo anterior. Si no, no asimilarán. Cuando en Pedagogía de Emergencia intervenimos tras una catástrofe natural o social, no nos apresuramos a restaurar la normalidad como si nada hubiera pasado. Todo se inicía formando un circulo, donde la comunidad escolar se encuentra en torno a rondas, versos, juegos, canciones, adaptados a las distintas edades. Ahí comienza a establecerse un puente de confianza con los adultos. Después,  podemos asistir a niños, jóvenes y profesores para que manifiesten lo que hay en sus almas a través de la expresión artística, testimonios, cuentos… Es el principio imprescindible de la recuperación.

La escuela “lugar seguro”

Tras terremotos, incendios o explosiones devastadoras, como la reciente de Beirut, lo primero es ofrecer un “lugar seguro” a niños y jóvenes. La GUÍA de PdeE nos dice: “Los niños severamente traumatizados necesitan sentirse a salvo en un lugar protegido y sin riesgos, pero, además, tienen que experimentar subjetivamente la seguridad. Sin ese sentimiento de confianza las heridas anímicas no pueden sanar. “Experimentar relaciones positivas es probablemente la contribución más importante en la superación del trauma” (Wei. 2009). “El sentirse protegido en una relación es la medida de protección más importante contra una psicopatología derivada de un trauma” (van der Kolk et al, 2000)”

Crear este vínculo es la labor crucial del profesor en los primeros días del actual regreso. En algunos países, donde la poca ventilación de las escuelas no protege contra el virus, estamos viendo a los profesores dar clases en calles y jardines. El profesor es la escuela y no las paredes. Para esta relación, tendremos que ser muy comprensivos y pacientes los primeros días, como nos lo explica la guía de PdeE: “El manejo de niños y jóvenes con traumas complejos, requiere de mucha paciencia y una excelente capacidad de reacción del pedagogo. Muchas veces, las víctimas parecen ser “no educables” y resistentes a la terapia. Esto lleva al pedagogo a sentirse frustrado, excluido y a romper la relación. De esta forma los niños “son nuevamente traumatizados por el sistema de ayuda” (Besser, 2009)”.

Vamos a ver en estas líneas como esta visión coincide con la de expertos en educación y salud de todo el mundo.

Leer más “En el regreso, priorizar el bienestar mental sobre lo curricular”

Declaración de esperanza: Los estragos del confinamiento en niños y jóvenes pueden ser aliviados por un regreso atinado a la escuela

Más de 160 países tuvimos que cerrar las escuelas por la pandemia y 1500 millones de niños y jóvenes se quedaron sin clase de un día para otro. Ahora todos nos enfrentamos al deseado y temido regreso. La pregunta clave es ¿Cómo están los alumnos que vamos a encontar? Y tras hacer este diagnostíco, ¿Qué necesitan de nosotros, comunidad educativa y familias? ¿Qué debemos cambiar para responder en este momento inédito? Vamos a contestar a estas preguntas cruciales con la ayuda de investigaciones e informes de expertos de todo el mundo. Rara vez tantos seres humanos de distintos países han pensado al unísono sobre un problema.

En este artículo, empezamos por mostrar las evidencias del estado mental post cuarentena de nuestros niños y jóvenes, y los síntomas que mostrarán. Les anticipamos que muchos no están bien, pero en los tres artículos siguientes, desarrollaremos las soluciones. ¡Ánimo a todos, las hay!:

1. Priorizar la salud mental sobre lo curricular.

2. Doble ración de naturaleza

3. Nueva valoración del profesor/a y la escuela

Venimos de la Pedagogía de Emergencia y de décadas de educación Waldorf y hemos visto muchas veces como niños y jóvenes con traumas sanaban si encontraban conocimiento, dialogo, comprensión y acogida. Verán como muchos científicos, profesionales de la salud mental, educadores y personas sabias en todo el mundo están remando para ofrecérselo a nuestros niños.

Los niños se han tenido muy poco en cuenta en las decisiones sobre la cuarentena. Podían ir a parques y malls pero no a la escuela que, cómo verán, es esencial para ellos. Intentemos ahora tenerlos más presentes. Una generación espera que acertemos.

Así están los alumnos: miedo, preocupaciones, pantallismo, estrés.

Andy Hargreaves , Research Professor in Education, Boston College, dice en The Conversation “Después de semanas o meses en casa, los estudiantes habrán perdido el apoyo cara a cara de sus profesores. Muchos jóvenes habrán experimentado pobreza y estrés. Es posible que hayan visto a miembros de la familia enfermarse o empeorar. También, que hayan tenido pocas oportunidades de jugar al aire libre. Las tasas de abuso doméstico y peleas por arreglos de custodia han ido en aumento durante la pandemia del COVID-19. Muchos niños habrán perdido los hábitos que enseñan las escuelas: sentarse en círculo, esperar su turno, saber escuchar y cooperar. Más de unos pocos exhibirán signos de estrés postraumático. Muchos habrán pasado horas mirando teléfonos inteligentes o con videojuegos. Y las brechas de aprendizaje, sin duda se ampliarán entre los niños de hogares más pobres y los más acomodados.”

Las investigaciones confirman este diagnóstico. Al principio de la cuarentena, en abril de 2020, un grupo de investigadores y sociólogos españoles hicieron un estudio de urgencia (puede descargar aquí), dándole voz a niños y jóvenes. Cuando se realizó la encuesta, apenas llevaba tres semanas confinados , pero ya aparecían síntomas de preocupaciones y miedos: muerte de familiares, pérdida de trabajo de los padres, pobreza… Imagine cuando las semanas se convirtieron en trimestres.

Leer más “Declaración de esperanza: Los estragos del confinamiento en niños y jóvenes pueden ser aliviados por un regreso atinado a la escuela”

EL BALCON DEL REGRESO A CLASE: Cuenta aquí tus esperanzas, dudas o angustias (Puedes sincerarte, esto no es el Congreso ni Twitter)

Se arrodillo tres veces frente al Grial, en honor de la Trinidad, y suplicó que el hombre doliente quedará libre de sufrimiento. Entonces, se levantó y le preguntó: Tío, ¿qué te atormenta?

Dios ayudó a Anfortas a sanar y curarse por completo…

Parsifal, Wolfram Von Eschenbach, Editorial Siruela

Las opiniones sobre cómo debe ser el regreso seguro a clase están dividiendo al mundo, pero no tienen por que dividir a las personas. Proponemos este blog como un territorio seguro para que las familias puedan expresarse sin polémica o crítica. Como un diario íntimo donde padres, madres y profesores den, sin censura, rienda suelta a sus pensamientos y sentimientos o planteen ideas y propuestas. Los invitamos a expresarse a todos quienes nos leen en distintos países.

Participamos en varias instituciones educativas y recibimos mensajes y consultas de innumerables familias. Muchas están llenas de esperanzas en la vuelta a clase. Para ellas, significará poder incorporarse a sus empresas; tele trabajar sin interrupciones o, para aquellas con déficit tecnológico o de internet, que sus hijos no se queden rezagados. También hay algunas que, tras tantas horas de pantallas, encuentran en sus niños síntomas de abstinencia de vida social u otras que, a pesar de no tener pantallas, igual sufren por la ausencia de sus pares de juego. Por el contrario, también hay muchas familias angustiadas por el riesgo del contagio y dudan o están claramente en contra de dejar volver a sus hijos. En el Balcón queremos que todas puedan expresarse y ser escuchadas.

En plena cuarentena, cuando nos sentíamos desamparados, salíamos a los balcones a compartir nuestros miedos y esperanzas. En esos momentos, si alguien se ponía a cantar o interpretar música para todos, nos hacía sentir menos solos, miembros de la humanidad. Este Balcón quiere recuperar ese espíritu.

Abramos los corazones, contemos qué nos pasa y escuchemos las historias de los demás; sus esperanzas, sus preocupaciones y sus temores. En vez de juzgarnos, preguntémonos los unos a los otros, como Parsifal, ¿Qué te atormenta?

SEGUIR LEYENDO

La abeja y la Rosa Mañosa (para niñ@s de tres años en adelante)

A history of the earth and animated nature by Oliver Goldsmith (1730-1774). Cortesía de Rawpixel.com
Cuento rítmico inédito para aliviar los miedos de la infancia, llevarle alegría en tiempos de confinamiento y alimentar la esperanza. La abeja es un símbolo de lo solar y de la vida en comunidad en la naturaleza. Lo que nuestros niños y niñas están añorando. Escrito en dos versiones: Esta, para niños de tres años en adelante y la publicada a continuación, para mayores de cinco años. Creemos que una gran historia puede cautivar a ambas edades. Solo hemos adaptado la duración, el vocabulario, la cantidad de detalles, y los símbolos.

Dedicado a Carina Vaca Zeller de Yohanan Therapeutes que nos alentó a escribir un cuento para sus pacientes más pequeños, afectados por el encierro y el temor que perciben en sus mayores. ¡Ojalá sea miel para la infancia!

Autores: ©Anita Isla y Manuel Valmorisco

Érase una vez una colmena que estaba escondida dentro de una rama hueca. Alrededor había árboles, arroyos y praderas con flores para hacer miel. Hoy, es un día especial, la abeja Reina está muy contenta. Nuevas abejitas van a nacer. Las sentía moverse intentando salir. De pronto, como si hubiera sonado un despertador, asomaron mil cabecitas a la vez  por los huequitos de sus habitaciones. Eran preciosas, con sus trompas, sus pinzas y sus grandes ojos…

–Ya están aquí mis hijas queridas… Vengan, vengan –dijo la Reina.

Todas empezaron a salir. Tras la cabeza, aparecieron sus alas brillantes y echaron a volar. La Reina del panal se sentó feliz en su trono dorado viéndolas ir de un lado para otro causando mucho alboroto.

Cuando una abeja vuela

suena esta cantinela

Zunzún, Zunzún

Zunzún, Zunzún, Zunzún.

Zumba con alegría

su bella melodía

Zunzún, Zunzún

Zunzún, Zunzún, Zunzún.

La Reina sabía que todas querían salir al campo pero antes había mucho que hacer.

Leer más “La abeja y la Rosa Mañosa (para niñ@s de tres años en adelante)”

La abeja y la Rosa Mañosa (para niñ@s de cinco años en adelante)

Rosa: Catalogo Armstrong Nurseries, 1946 (Ontario, Calif.) .Abeja: American bee journal (1861). Cortesía de Internet Archive Book Images en Flickr
Cuento rítmico inédito para aliviar los miedos de la infancia, llevarle alegría en tiempos de confinamiento y alimentar la esperanza. La abeja es un símbolo de lo solar y de la vida en comunidad en la naturaleza. Lo que nuestros niños y niñas están añorando. Escrito en dos versiones: Esta, para mayores de cinco años y la publicada a continuación, para tres años en adelante. Creemos que una gran historia puede cautivar a ambas edades. Solo hemos adaptado la duración, el vocabulario, la cantidad de detalles y los símbolos.

Dedicado a Carina Vaca Zeller de Yohanan Therapeutes que nos alentó a escribir un cuento para sus pacientes más pequeños, afectados por el encierro y el temor que perciben en sus mayores. !Ojalá sea miel para la infancia!

Autores: © Anita Isla y Manuel Valmorisco

Érase una vez una colmena escondida en la rama hueca de un arrayán. Alrededor había más árboles, un arroyo que corría entre piedras cubiertas por musgo y praderas donde crecían flores para hacer miel. Hoy es un día especial en la colmena, la Abeja Reina está contenta. Hace unos meses espera a las abejitas  que están a punto de nacer. Las sentía moverse, intentando romper el tapón de cera que sellaba la entrada de sus piezas…. De pronto, como si hubiera sonado un despertador, mil cabecitas asomaron a la vez por las aberturas de sus celdas. Eran preciosas, con sus trompas, sus pinzas y sus grandes ojos…

 –Ya están aquí mis hijas queridas… Vengan, vengan  –dijo la reina.

Todas empezaron a salir. Tras las cabezas, aparecieron sus alas brillantes y echaron a volar. La reina del panal se sentó feliz en su trono dorado viéndolas ir de un lado para otro causando mucho alboroto.

Cuando una abeja vuela

suena esta cantinela

Zunzún, Zunzún

Zunzún, Zunzún, Zunzún.

Zumba con alegría

su bella melodía

Zunzún, Zunzún

Zunzún, Zunzún, Zunzún.

La Reina las reunió y les dijo:

 –Queridas hijas, bienvenidas a la familia de la colmena.  Aquí todas cuidamos de todas y trabajamos para todas. Yo sé que están deseando salir al mundo, pero aún no es el momento. Antes, tenemos mucho que hacer. Hay que ventilar, limpiar sus celdas y construir despensas para la miel.

Leer más “La abeja y la Rosa Mañosa (para niñ@s de cinco años en adelante)”

La niña y la mariposa

Cuento rítmico inédito que pretende aliviar el confinamiento y dar esperanza a la infancia a partir de 4 años.

The Fairy Queen Takes an Airy Drive in a Light Carriage, a Twelve-in-hand, drawn by Thoroughbred Butterflies. Richard Doyle, 1870, Cortesía del Metropolitan Museum N.Y.

EN HOMENAJE A LOS GUARDIANES DE LOS VIEJOS CUENTOS Los cuentos ancestrales son como esas semillas de cultivo tradicional que estuvieron a punto de desaparecer, sustituidas por las nuevas semillas transgénicas y registradas. Afortunadamente, algunos guardianes empezaron a conservarlas y legarlas a la humanidad para siempre. Queremos homenajear aquí a todos los narradores orales o literarios que han conservado el tesoro de los cuentos y su poder sanador y formador, que nos prepara para enfrentar a los dragones y los lobos de la vida. A mirar con esperanza el alma de los bosques y a las hadas bienintencionadas. Este cuento, escrito para esta situación insólita y difícil, se alimenta de todos los arquetipos de los cuentos de antaño. Ojalá germinen bondadosamente tanto como esas viejas semillas.

Autores: ©Anita Isla y Manuel Valmorisco

Había una vez un reino donde todos los niños jugaban felices por calles y plazas. Hasta aquel día en que, inesperadamente, llegó el dragón ¡Era enorme¡ Todos los habitantes corrieron a refugiarse en sus casas. No se atrevían a salir por ningún motivo. Creyeron que, al no ver a nadie, la fiera se aburriría y se marcharía. Pero pasaron días, semanas y meses y el dragón seguía volando amenazante por encima de los tejados.

Durante el encierro, Clara soñaba todas las noches, como suelen hacer los niños. Podía así bailar, trepar árboles, hacer rondas con sus amigas y amigos, y traspasar las paredes de esa casa donde llevaba tantos días sin asomar la nariz más que por la ventana ¡Echaba tanto de menos la calle, el parque, las nubes, el patio de su jardín…!En sus sueños, Clara, volaba hasta donde acaba la ciudad y empiezan los bosques, los cerros, las quebradas, los torrentes… Sentada en la rama de un árbol centenario, cantaba y contaba lo que veía:

Allá en los bosques,

Y en las lagunas

Tejen y tejen

Ya las cuncunas.

Tejen y tejen

Todas a una

Capullitos tan suaves

Como una cuna.

Tejen y tejen

Ya las cuncunas

capullitos de seda

como aceitunas.

Adentro duermen

una por una

y ya no comen

ni desayunan.

Leer más “La niña y la mariposa”

MEJOR QUE IMAGINAR DONDE NOS LLEVARÁ ESTA TORMENTA, ES OCUPARNOS DE QUE LA CAPITANA/EL CAPITÁN LLEGUE BIEN

Off Cape Horn, J. Latham & Co., Boston, , c1877. Cortesía Biblioteca del Congreso, Whasintong D.C.

Auto cuidado para papás, mamás y responsables de niñ@s y adolescentes: Proa a la incertidumbre con arte, amor, humor y hermandad en las velas.

“No es casual que en las instrucciones de líneas aereas sobre como proceder en caso de descompresión de la cábina, se indique que los adultos deben primero ponerse a si mismos la mascarilla de óxigeno y luego ayudar a los niños y desvalidos a ponerse la suya. Solo si un adulto se mantiene estable y capaz de actuar pueder ayudar a niños y jóvenes traumatizados”

Bernd Ruf, fundador de la Pedagogía de Emergencia
Photo by Calle Macarone on Unsplash

Tras una catástrofe,  los equipos de Pedagogía de Emergencia que debemos acudir al lugar, nos hacemos muchas preguntas sobre con qué nos vamos a encontrar allá. ¿Sabe cómo nos preparamos, cómo lidiamos con la incertidumbre? ¡Cuidándonos mucho! Cada persona a sí misma y fraternalmente entre nosotr@s. Si llegamos bien de cuerpo y mente, reaccionaremos con tino, amor y eficacia, sea lo que sea que nos encontremos.

En estos días, todos los educadores, familiares y responsables de niñ@s y adolescentes estamos tratando de imaginar cómo los afectará esta cuarentena, cómo vamos a aliviar sus efectos, cómo estarán ese día D de la vuelta a clase. Las crisis son incertidumbre y gastamos mucha energía en buscar certezas. La situación cambia por días. Abrimos muchos colegios, como siempre en marzo, (Santiago de Chile) y a los pocos días tuvimos que volver a cerrarlos… Queremos invitarlos a cambiar el foco. En vez de pensar solo en como ayudar a nuestr@s niñ@s, empecemos por ayudarnos y sostenernos a nosotros mismos.

Aquí van algunas ideas, nacidas de nuestras propias experiencias en las situaciones extremas de Pedagogía de Emergencia. El miedo genera frío en nuestros cuerpos y en nuestras almas. Queremos darte calor. Regalonearte desde aquí.

¿Quieres arrancar o peleas por nada? Ja, ja, ja, te hemos leído la mente.

 Cuando al ser humano le afecta una amenaza se activa un reflejo arcaico que prepara al organismo para la emergencia: produce una conducta de ataque (lucha) o de defensa (huida). Conocido como Reflejo de “Lucha o Huida” o reflejo de Moro. Para muchos, la pandemia y la cuarentena son una amenaza muy grave: pérdida del trabajo o del sustento básico, zozobras en los negocios, muertes en la familia e imposibilidad de asistir a los funerales… Sufrimos un gran stress y se dispara este reflejo.

Ya sea con el deseo de huir, alejarse de la situación que lo provoca, moverse del lugar, arrancar, salir corriendo, aunque el confinamiento lo impide. Lo que si puede activarse es la lucha: irritabilidad entre los miembros de la familia, baja tolerancia frente a las conductas de quienes nos rodean y en casos extremos violencia intra familiar.

Leer más “MEJOR QUE IMAGINAR DONDE NOS LLEVARÁ ESTA TORMENTA, ES OCUPARNOS DE QUE LA CAPITANA/EL CAPITÁN LLEGUE BIEN”

Durante la cuarentena, Aurèle (6 años) y su mamá, versionan obras maestras por encargo de su profesora

En los primeros días del confinamiento en Europa, tres mujeres holandesas lanzan un reto en redes sociales: Reinterpretar obras maestras con lo que se tenga a mano en casa. ¿Recuerdas esos primeros días de la cuarentena, todos preguntándonos cómo íbamos a aprovechar el tiempo confinados? En una semana, hay 60.000 obras versionadas. No solo las enfermedades se contagian, las ideas positivas, también. Muy pronto los principales museos del mundo se suman a la iniciativa, difundiéndola y ofreciendo sus fondos. Comenzó el Rijks Museum de Ámsterdam y rápidamente, el Met, el Moma, el Louvre, el Hermitage… La mayoría respetando el hastag original #tussenkunstenquarantaine, como  reconocimiento a las tres mujeres creadoras.  Mira cómo apareció en las redes sociales del Rijksmuseum, respetando la autoría y las reglas del reto:

La profesora de Aurèle detecta una oportunidad

Aurèle vive en Toulouse, una floreciente ciudad de 1.300.00 habitantes, en el sur de Francia, con larga historia. Auréle está recluido en su casa con mamá, que dirige una tienda de zapatillas y ropa deportiva y su papá, que tele trabaja en computación. Durante la cuarentena, la profesora de Aurèle les va proponiendo tareas vía email. Un día envía un PowerPoint invitándoles a realizar el desafío junto con los niños. Les sugiere algunas obras maestras para versionar: Naturalezas Muertas, Retratos, Escenas míticas,  Esculturas, Street Art, y Fotografía, aunque pueden elegir cualquier otra. Hay de todas las épocas, con mucho arte francés, naturalmente. Degas. Cézanne, Rodin, Renoir, Manet, , Doisneau y ,también, Keith Haring, Warhol, Leonardo, Banksy, Picasso, Van Gogh…

Leer más “Durante la cuarentena, Aurèle (6 años) y su mamá, versionan obras maestras por encargo de su profesora”

CUATRO CUENTOS para celebrar en cuarentena: 1.Nacimientos, 2.Cumpleaños, 3 y 4.La partida de seres queridos.

Libro cortesia de The Walters Arts Museum, Baltimore, U.S.A. Caligrafía Gregorio Valmorisco

En estas semanas de aislamiento, la vida sigue su curso. Unas veces con sucesos felices, otras con pérdidas. Una buena manera de acompañar a los niños/as, de cuidarlos y auto cuidarnos, es abordar estas situaciones narrando o escuchando cuentos. Con mucho cariño, traemos aquí cuatro que describen metafóricamente estos momentos profundos de la vida y de la muerte. Los visten con imágenes que abren nuestras alas, despegan nuestra imaginación y elevan la esperanza. Guardan en sí mismos verdades que no necesitan mayores explicaciones. Para niños y niñas serán mensajes ajustados a su etapa de desarrollo. Para nosotros, los adultos pueden ser un bálsamo en esta incertidumbre. Para todos, un momento de vínculo inolvidable que durara más allá del encierro. 

“¿Eres un niño? Busca al grande de las fábulas y pídele que las lea y luego te cuente…otras. ¿Y después? Encuentra a un niño más niño y crea tus propias fabulas para él. Al hacerlo serás tu mismo más grande y más niño. ¿Eres grande? ¡Mentiroso!

Luis Weinstein. Fabulario, Antología de Fábulas, Parafábulas y Préfabulas. Ediciones Co.incidir, Santiago de Chile, Marzo 2020

1.El Viaje de la Cigueña.

Cuento inédito para celebrar nacimientos

© ilustración María de los Angeles Sotomayor
El autor, ©Manuel Valmorisco, ha querido publicarlo aquí por primera vez para ayudar a celebrar todos los nacimientos en estos días difíciles. También ha cedido la imagen la ilustradora María de los Ángeles Sotomayor.

Hoy llegó una cigüeña a los prados frente a la casa. Estuvo campeando en una lagunilla que había aparecido tras fundirse la última nevada; luego voló a mi tejado y me contó:

-¡Qué viaje largo! ¡Una epopeya! Con el viento de cara, cargando con una criatura que pesaba cuatro kilos y cuarto. El Atlántico se me hizo eterno… Tardé en cruzarlo más de lo previsto. Por fin, me adentré en Brasil siguiendo el curso de un rio enorme que reflejaba el cielo como un espejo; ya en la selva, unos cúmulos, sobresaliendo como castillos por encima del mar de nubes, me obligaron a ganar altura hasta sobrepasarlos; no quería que la tormenta y los rayos despertaran a la niña.

sigue leyendo este y los otros 3 cuentos

CONSUELO, la materia más importante de este curso. Profesora: Mamá. Profesor: Papá.

Foto: © Anthony Tran Unsplash

Seguro que ustedes están comprometidos con que la cuarentena no suponga un frenazo en la vida escolar de sus hij@s. Probablemente ya han hecho un programa del día con el tiempo que niños/as en casa deberían dedicarle al estudio. Vigilando que cumplan y pidiendo a sus profesores más ejercicios y lecciones… Para que cuando esto acabe, parezca que no ha pasado nada. ¡No hemos perdido el año escolar!

Queremos decirles que hay una asignatura que deberán incluir en la agenda. La primera, por encima de todas. Se llama “Consuelo” Y no la van a impartir digitalmente los profesores. Papá, Mamá son ustedes los que tendrán que hacerlo. Sin exagerar, es la más trascendental de las materias. Es el reto más importante para esta generación de cabezas de familia.

Más